Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
40

Fenadismer planteará a Fomento un Plan de inspección intensivo contra la competencia desleal que llevan a cabo los tractores agrícolas en el sector del transporte.

Desde la modificación de la Ley de Ordenación de los Transportes en 2013, dichos vehículos pueden realizar todo tipo de transporte sin necesidad de autorización ni limitación horaria de su actividad y utilizando gasóleo bonificado.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), organización de ámbito nacional que agrupa a 32.000 pequeñas y medianas empresas de transporte por carretera, va a solicitar formalmente al Ministerio de Fomento para que, en colaboración con las Comunidades Autónomas, pongan en marcha un Plan de inspección y control ante el considerable incremento de la actividad de transporte por carretera que se está llevando a cabo utilizando tractores agrícolas, acaparando importantes cuotas de mercado de transporte que con anterioridad eran prestadas por transportistas.

Ello supone a juicio de FENADISMER una verdadera situación de competencia desleal, al carecer este tipo de vehículos de los controles administrativos de su actividad que se exigen a los vehículos de transporte. Así los titulares de vehículos agrícolas pueden realizar transporte público por carretera sin ningún tipo de limitación horaria, al no ir provistos de aparato tacógrafo, y además se da la paradoja de que desde el año 2013 pueden desarrollar legalmente dicha actividad sin tener que poseer ninguna autorización de transporte, como consecuencia de la política liberalizadora y desregulatoria recogida en la modificación de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres aprobada dicho año.

Pero junto a lo anterior, cabe destacarse asimismo que la actividad de transporte desarrollada por los tractores agrícolas se encuentra subvencionada fiscalmente, al utilizar gasóleo bonificado para su propulsión, con un precio un 50% inferior al del gasóleo de automoción, lo que agrava la situación de competencia desleal y de distorsión del mercado de transporte en nuestro país.

Ello ha supuesto en la práctica su utilización masiva para el transporte de productos agroalimentarios durante las campañas de recolección así como en el transporte generado en la ejecución de obras públicas.

Por ello desde FENADISMER se va a instar a las Administraciones Públicas competentes en materia de transporte para que con carácter inmediato se ponga en marcha el Plan de inspección de dicha categoría de vehículos, incidiendo en su control en lo que se refiere al cumplimiento de las obligaciones sociales, tributarias y de facturación de sus titulares así como del control de los posibles excesos de peso en que dichos vehículos incurren de forma habitual.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: