Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
34

Los “lobbies” de fabricantes y cargadores fracasan en su intento de incrementar los pesos y dimensiones máximos de los vehículos de transporte. El Gobierno acuerda aprobar el proyecto que introducirá los megacamiones que se aprobará previsiblemente en Diciembre.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), desea manifestar públicamente su satisfacción porque el Gobierno no haya sucumbido finalmente a la presión ejercida durante esto últimos meses por los “lobbies” de las organizaciones de fabricantes y cargadores en nuestro país, que exigían reformar la actual regulación para aumentar los pesos y dimensiones de los vehículos de transporte de mercancías.

Como se recordará, el pasado mes de Agosto la Dirección General de Tráfico elaboró un nuevo proyecto normativo que planteaba introducir diferentes modificaciones en lo que se refiere a la altura máxima de los vehículos y a la longitud de los semirremolques. Sin embargo, FENADISMER y las asociaciones de transportistas rechazamos en su día dichas propuestas, en el caso del incremento de la altura a 4’50 metros para toda categoría de vehículos porque exigíamos que previamente se estudiara técnicamente su viabilidad a fin de no comprometer la estabilidad y seguridad de los vehículos, y en lo que se refiere al incremento de los semirremolques de 4 metros porque ello obligaría a renovar el parque de semirremolques existentes con los consiguientes incrementos de costes a asumir por la empresa transportista en beneficio único de los cargadores.

Por ello, el Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes 20 de Noviembre ha acordado tramitar exclusivamente la modificación normativa tendente a la introducción de los megacamiones en España, esto es, a los conjuntos de vehículos en configuración euromodular compuestos por más de 6 ejes, y de hasta 60 toneladas de MMA y 25’25 metros de longitud.

Según se ha acordado por el Consejo de Ministros del pasado viernes, el objetivo que se persigue con la introducción de los megacamiones en España, es “colaborar en la mejora logística del transporte terrestre”, ya que con este tipo de configuración de vehículos se obtiene “una disminución de costes de entre un 15 por 100 y un 50 por cien para esas rutas que aprovisionan a las fábricas desde proveedores situados en los alrededores”.

Para la aprobación de dicha regulación normativa, previsiblemente el próximo mes de Diciembre, se está tramitando una modificación del Reglamento General de Vehículos, a propuesta del Ministerio de Interior y de los Ministerios de Industria y de Fomento.

La nueva regulación establecerá que para la circulación de los megacamiones se exija previamente obtener una autorización especial expedida por la Dirección General de Tráfico (o por los Departamentos de Tráfico de Cataluña y País Vasco) en la que se establecerá las condiciones de circulación de dicho transporte, de las que cabe destacar las siguientes:

  • La circulación se realizará preferentemente por autopistas y autovías, ya que sólo se permitirá la circulación por carreteras convencionales siempre que el recorrido por estas no supere los 50 kilómetros y sea como consecuencia de que se realiza el inicio o destino del viaje.
  • La autorización de circulación sólo se concederá si el recorrido total supera los 150 kilómetros.
  • La velocidad máxima autorizada será la misma que la establecida en la actualidad para los restantes vehículos de transporte pesado, esto es, 90 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en carreteras convencionales.
  • El conjunto del vehículo llevará obligatoriamente un sistema de señalización de advertencia para el resto de usuarios de la vía, en concreto mediante señales luminosas o rotativos en todo su contorno, así como portando la señal de vehículo largo en su parte posterior con la nomenclatura “XL” identificativa de su mayor dimensión.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn