Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
563

 

  • Tras la finalización del estado de alarma este sábado 20 de Junio, la DGT restablece las restricciones a la circulación a camiones en las carreteras españolas, aunque en la práctica las principales restricciones no entran en vigor hasta el primer fin de semana de julio, con la excepción del transporte de mercancías peligrosas, transporte especiales y las del País Vasco que entran en vigor desde este fin de semana
  • Asimismo pese a su compromiso de suavizarlo, la DGT sigue aún manteniendo las antiguas limitaciones más polémicas, como la circulación a camiones por la AP1 y N1 desde Burgos hacia el País Vasco los domingos de verano y en festivos,  la limitación a abandonar la AP-7  para el repostaje o avituallamiento, ni tampoco ha eliminado las restricciones vinculadas a próximos actos religiosos o deportivos anulados por la crisis sanitaria.

  

Tras tres meses en los que el sector del transporte de mercancías ha “disfrutado” del levantamiento temporal de las restricciones a la circulación para favorecer el desarrollo de su actividad durante la crisis sanitaria, el fin del estado de alarma este sábado 20 de Febrero ha traído como consecuencia el restablecimiento de las mismas, que como se recordará fueron establecidas mediante la Resolución de la DGT del pasado 14 de enero de 2020 y publicada en el BOE el 21 de Enero. Asimismo han quedado restablecidas las restricciones a la circulación el País Vasco y en Cataluña, aunque en este último caso sólo se han levantado parcialmente, en concreto restableciendo los desvíos obligatorios a las autopistas de peaje AP-2 y AP-7 excepto en la provincia de Girona, aunque previsiblemente en los próximos días se ampliarán al resto de restricciones aprobadas en su día.

 

Aunque el restablecimiento de restricciones coincide con el fin del estado de alarma, en la práctica, salvo las relativas a mercancías peligrosas y de transporte especiales, así como alguna local en Málaga (A-45) y Zamora (A-631) que se han restablecido este Domingo 21 de Junio, la mayoría de las restricciones se aplicarán desde el primer fin de semana de Julio.

 

Así, una de las más polémicas es la relativa a la prohibición a la circulación de camiones todos los domingos y festivos desde el 3 de julio al 13 de septiembre, así como otras días festivos de Octubre a Diciembre, tanto por la AP-1 como por la N-1 desde Burgos en dirección al País Vasco y la frontera francesa, lo que en la práctica supondrá retener a miles de camiones a más de 250 kilómetros de la frontera francesa, haciéndoles perder de forma importante su competitividad al perder casi un día de actividad para llegar a territorio francés.

 

Pese a que el pasado mes de Febrero el Director General de Tráfico se comprometió a suavizar dicha restricción, permitiendo que pudieran circular por la N-1, como propuso FENADISMER, al haber quedado esta carretera prácticamente inutilizada como consecuencia del masivo trasvase de vehículos particulares a la autopista, sin embargo a fecha de hoy sigue manteniendo un mutismo absoluto sobre esta cuestión, pese a que se había comprometido a dar una solución a la misma.

 

Asimismo, la DGT tampoco ha resuelto otro de los graves problemas que diariamente sufren los transportistas, en concreto la saturación que sufren las áreas de servicio de la AP-7 desde que se aprobó en Septiembre de 2018 la circulación obligatoria de los camiones por dicha autopista, y que se verá agravado por el previsible incremento de vehículos particulares que este verano transitarán por la autopista tras la liberalización del peaje desde Alicante a Tarragona desde el pasado 1 de Enero.

 

Como ya denunció FENADISMER en su día,  las 3 únicas áreas de descanso existentes en dicho tramo obligatorio de la autopista, con tan sólo 90 plazas de parking para camiones, apenas absorben el importante flujo de más de 5.000 camiones que diariamente transitan por la autopista, siendo absolutamente insuficientes para atender las necesidades de repostaje, avituallamiento y descanso obligatorio de los conductores profesionales, lo que haría necesario permitirles abandonar la autopista hacia la carretera nacional N-340 para realizar las labores de repostaje, avituallamiento o descanso, e incorporarse de nuevo a la autopista por la siguiente salida en el sentido de la marcha, lo que aliviaría a corto plazo dicha situación de colapso e inseguridad que soportan las áreas de descanso de la autopista.

 

Por ello, FENADISMER va a plantear al Director General de Tráfico que a la mayor brevedad resuelva tanto la restricción a camiones en la N-1 como el embotellamiento de camiones en las Areas de Servicio de la AP-7, y que asimismo derogue las restricciones a la circulación de camiones previstas en la Resolución aprobadas en Enero vinculadas acontecimientos religiosos, deportivos y culturales que como consecuencia de la crisis sanitaria han sido cancelados, y que dejan sin sentido mantener la restricción.

 

El  texto íntegro de la Resolución de Restricciones de la DGT aprobada en Enero puede consultarse en el siguiente enlace:

 

https://www.boe.es/boe/dias/2020/01/21/pdfs/BOE-A-2020-849.pdf

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: