Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
73

 

  • El sistema de cobro establecido será idéntico al utilizado en la N-1 y A-15 para los camiones, que se implantó en 2018 y que fue declarado ilegal por dos veces por el TSJ del País Vasco, pese a lo cual la Diputación lo mantiene en vigor a expensas de lo que resuelva el Tribunal Supremo.

 

  • Como novedad este nuevo peaje en la A-636 se cobrará tanto a camiones como a autobuses y vehículos particulares

 

 

Emulando el sistema de cobro de peajes a camiones implantado en Enero de 2018 en la carretera nacional N-1 y en la autovía A- 15, la Diputación de Guipúzcoa continua en su política recaudatoria insaciable y este martes 14 de Julio ha procedido a aprobar el proyecto de establecimiento de un nuevo peaje en la autovía A-636, que conecta Beasaín con Bergara, basado en el establecimiento de pórticos de control para el pago del peaje en la propia vía, de modo análogo a como se estableció en las citadas carreteras.

Como novedad, a diferencia del sistema establecido en su día en la N-1 y A-15, el nuevo peaje en la Autovía de Bergara no sólo afectará a los camiones sino también a los autobuses y vehículos turismos, exceptuándose exclusivamente las motocicletas, por lo que diariamente los más de 9.000 vehículos que transitan por dicha vía deberán disponer de algún dispositivo o sistema electrónico que permita el pago del peaje.

Los peajes se establecerán en tres tramos de la autovía, en concreto, se instalaría un pórtico en Beasain (que cubrirá el tramo Beasain-Ormaiztegi de 2,8 kilómetros), con un canon de hasta 0,78 euros para los camiones pesados el segundo estaría en Ezkio (para el tramo Ormaiztegi-Zumarraga de 5,4 kilómetros) y sus tarifas serían de hasta1,50 euros, y el tercero, situado en DesCarga (para los tramos Legazpi/Urretxu-Bergara, de 7,3 kilómetros y Legazpi/Urretxu-Antzuola, de 2,5 kilómetros), con un peaje de hasta 0,98 euros.

La pretensión de la Diputación es poner en marcha este nuevo peaje a finales de 2021, una vez sea aprobado definitivamente el proyecto en las Juntas Generales provinciales,

Una vez más, FENADISMER rechaza la nueva propuesta de la Diputación Foral de implantar un peaje en la autovía A-636, ya que los transportistas, tanto guipuzcoanos como del resto de España, contribuyen sobradamente vía impuestos al mantenimiento de las carreteras guipuzcoanas, como lo demuestra el hecho de que en dicha provincia se suministraron en 2019 más de 800 millones de litros de gasóleo , principalmente procedentes de los vehículos de transporte, lo que supone un porcentaje casi un 400% superior al consumido en otras provincias españolas con una flota de transporte similar a la guipuzcoana. Ello permite a la Diputación Foral recaudar en concepto de impuesto de hidrocarburos en torno a 400 millones de euros anuales, de los que apenas una décima parte destina a mantenimiento de carreteras.

 

En este sentido, cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha declarado ilegal ya por dos veces el peaje a camiones en la N-1 y A-15 puesto en marcha por la Diputación Foral, y que afecta a los más de 10.000 camiones que diariamente transitan por ambas vías, afectando principalmente a los transportistas de larga distancia que las utilizan como tránsito obligado hacia el resto de Europa. Pese a ser declarado ilegal el citado peaje, por su carácter discriminatorio, la Diputación de Guipúzcoa decidió mantenerlo vigente hasta que el Tribunal Supremo resuelva en próximos meses sobre el recurso de casación interpuesto tanto por el propio Gobierno provincial como por las Juntas Generales de Guipúzcoa, para de este modo mantener los ingresos millonarios que mensualmente recauda de los transportistas, aún con el riesgo de tener que devolverlo en caso de que el Tribunal Supremo finalmente ratifique la nulidad del peaje.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: