Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
23

Fenadismer denuncia que la falta de competencia real en el sector de los carburantes genera un sobreprecio en los precios de los carburantes en España.

Pese a que el precio del crudo internacional está a niveles de 2004, el precio del gasóleo está un 15% más caro

Fenadismer insta a la Comisión  Nacional de la Competencia que investigue a las petroleras por posibles prácticas restrictivas de la competencia.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (FENADISMER), organización de ámbito nacional que agrupa a 32.000 empresas transportistas, va a solicitar formalmente a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que inicie un nuevo expediente de investigación contra las principales compañías petrolíferas por posibles prácticas restrictivas de la competencia y de fijación de precios en la venta de carburantes en España, como consecuencia de la falta de repercusión real de la bajada histórica del precio del crudo internacional en los precios de los carburantes que se suministran en las gasolineras españolas.

En los últimos meses FENADISMER viene detectando una alteración artificial de los precios de los carburantes, que no corresponde con la bajada del crudo en los mercados internacionales, lo que denotaría una nueva situación restrictiva de la competencia: así pese a que en la actualidad el precio del petróleo se sitúa a niveles del año 2004, cuando en Agosto de ese año el precio internacional estaba como en la actualidad a 35 euros el barril de crudo Brent, sin embargo el precio de venta al público del gasóleo de automoción, aplicando los correctores por el incremento de la fiscalidad respecto de dicho año, se sitúa un 15% superior.

Ello trae como consecuencia un gravísimo perjuicio para el sector del transporte de mercancías por carretera, que consume el 51% del total del gasóleo de automoción en España, así como al resto de consumidores profesionales y particulares, que contrasta con los impresionantes beneficios obtenidos por las compañías petrolíferas, que vienen siendo sancionadas sucesivamente por la propia Comisión Nacional de la Competencia por prácticas restrictivas de la competencia, pero sin que tales multas produzcan el deseado efecto disuasorio que acabe con dichas prácticas, por lo que FENADISMER insiste en la necesidad de que la cuantía de las sanciones tengan carácter ejemplarizante contra dichas compañías.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: