Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
29

FENADISMER rechaza de modo absoluto la propuesta del Presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, integrada en CEOE, de implantar peajes generalizados en la red de carreteras españolas.

El sector del transporte por carretera contribuye vía impuestos en más de 11.000 millones de euros anuales.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), organización que agrupa a 32.000 pequeñas y medianas empresas de transporte por carretera manifiesta su rechazo absoluto a la propuesta de implantar una tasa por el uso de las carreteras, planteada este lunes 11 de mayo por Juan Lazcano, actual Presidente de la Asociación Nacional de Carreteras y de la Confederación Nacional de la Construcción, miembro de la CEOE.

No es la primera vez que tanto la propia CEOE como sus organizaciones integrantes abogan por la necesidad de establecer peajes o tasas por la utilización de las carreteras en España, en un intento de favorecer los intereses de las empresas constructoras en perjuicio del sector del transporte por carretera. Así cabe recordar el Informe elaborado en 2012 por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) sobre propuestas en el sector de las infraestructuras y los servicios públicos en España, en el que proponían el desarrollo de un Plan de infraestructuras que se basaba, de una parte, en implantar el transporte de mercancías por ferrocarril, y de otra parte, en implantar la tarificación de vehículos en las vías principales de transporte por carretera.

La propuesta pasaría por introducir dicho pago por la circulación de vehículos en la actual red de carreteras de alta capacidad actualmente libre de peaje, lo que supone un total de 4445 kilómetros de vías afectadas, de las cuales 2806 kilómetros corresponden a la red estatal y 1639 kilómetros son de titularidad autonómica, con los que se estimaba obtener unos ingresos de casi 2000 millones de euros anuales.

FENADISMER reitera su rechazo absoluto a dicha propuesta por resultar totalmente discriminatoria para el transporte por carretera frente a los otros modos de transporte, ya que en la actualidad las empresas del sector del transporte por carretera ya contribuyen suficientemente, vía impuestos sobre los carburantes y otros, al mantenimiento de las infraestructuras, concretamente más de 11.000 millones de euros anuales, mientras que los otros modos de transporte ( esto es, el transporte ferroviario, el marítimo y el aéreo) tiene reconocido una exención total en la tributación sobre los carburantes que consumen, lo que supone que aportan nada a la Hacienda Pública.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: