Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
23

Fenadismer se solidariza con la reivindicación del “coste mínimo” de los ganaderos del sector de la leche.

Fenadismer persiste en su reivindicación de establecer un régimen sancionador que prohíba contratar por debajo de costes en el sector del transporte.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), organización que agrupa a 32.000 pequeñas y medianas empresas de transporte por carretera, desea públicamente manifestar su apoyo y solidaridad con el colectivo de ganaderos del sector de la leche, que en las últimas semanas vienen llevando a cabo diferentes movilizaciones en defensa del establecimiento de un “precio mínimo” para la leche que evite la situación de crisis que atraviesa dicho sector.

Desde FENADISMER consideramos que es perfectamente legítimo y compatible con el libre mercado, el establecimiento de los controles necesarios en el mercado que evite las situaciones de dumping empresarial, de tal modo que todo aquel que participe lo haga en condiciones económicas tales que no supongan su ruina o su quiebra segura. Por ello, debe garantizarse que el precio que cada comerciante oferta por su producto o servicio cubra al menos su coste de producción, con independencia de lo atractivo que resulte el mercado para cada productor.

En este sentido, FENADISMER en los últimos años viene denunciando la preocupante situación que atraviesa el mercado del transporte ante la realidad económica que vive nuestro país, que sirve de excusa a las grandes empresas cargadoras y operadores logísticos a imponer a los transportistas trabajar en condiciones económicas precarias percibiendo por sus servicios prestados contraprestaciones económicas que no sólo no permiten obtener una mínima rentabilidad, sino que ni siquiera llevar a cubrir los costes directos del servicio, produciéndose en algunos casos bajas temerarias de hasta un 50%.

Por ello, FENADISMER persiste en su reivindicación de establecer un sistema que garantice que el transportista perciba un precio mínimo que le permita al menos cubrir sus costes, sancionando en caso contrario aquellas conductas que induzcan a incumplir dichos objetivos, que se consideran básicos para una regulación ordenada y leal del sector y por su incidencia directa en la seguridad vial. Cabe recordar que tales costes mínimos ya están calculados y actualizados por el Ministerio de Fomento mediante la aprobación y publicación trimestral del Observatorio de Costes, según se recoge expresamente en la vigente Ley de Contrato de Transportes Terrestres.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: