Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
27

El Ministerio de Empleo confirma a Fenadismer la elaboración de una normativa para controlar las condiciones laborales de los trabajadores de las empresas deslocalizadas que operan en España.

El Parlamento Europeo conjuntamente con la Comisión Europea debate este miércoles las condiciones laborales y el salario mínimo aplicables en el sector del transporte.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER) ha transmitido su enorme satisfacción al Ministerio de Empleo por su intención de iniciar el trámite de aprobación de una regulación normativa que permita controlar las condiciones laborales de los trabajadores asalariados por empresas de terceros países que operen en España, en lo referente a las condiciones económicas y de realización del servicio por parte de dichos trabajadores.

25Dicha regulación establecerá un régimen sancionador para aquellas empresas extranjeras de cualquier sector de actividad, incluido el transporte por carretera, que no declaren previamente a las autoridades laborales competentes cualquier servicio que vayan a realizar en España, obligándose a cumplir las  exigencias laborales y sociales establecidas en la legislación española.

Como se recordará FENADISMER viene reclamando de forma insistente la necesidad de establecer una regulación en España que permita controlar la situación de competencia desleal que en la actualidad atraviesa nuestro sector, basado en la deslocalización de las grandes empresas de transporte hacia países de la UE con menores costes de explotación de la actividad. Ello ya está ocasionando un impacto muy negativo para el tejido empresarial de transporte español (básicamente pequeñas empresas) por la actuación insolidaria y “poco patriótica” que en los últimos años están llevando a cabo grandes empresas de transporte que se están deslocalizando en los países del Este de Europa, despidiendo a sus trabajadores en España, a los únicos efectos de aprovecharse de los menores costes fiscales y laborales, para de este modo poder competir en mejores condiciones en el mercado de transporte internacional español en el que siguen operando. Ello además trae como consecuencia un grave perjuicio a las arcas públicas españolas por la no tributación de sus actividades en nuestro país así como la indeseable destrucción de empleo en nuestro país.

En relación a lo anterior, el Parlamento Europeo debate este miércoles conjuntamente con la Comisión Europea el asunto relativo a las condiciones laborales, incluidas las cuantías del salario mínimo, aplicables al sector del transporte por carretera, durante el cual la Comisión Europea expondrá que medidas pretende adoptar la Comisión para proteger los derechos sociales de los trabajadores en el sector del transporte por carretea. Asimismo durante dicho debate se analizará la conformidad de las disposiciones legislativas alemanas relativas a la exigencia del salario mínimo a los conductores procedentes de terceros países que operen en dicho país con la legislación europea.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn