Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
232
  • La falta de una regulación legal excepcional que permita a las compañías aseguradoras dar de baja los seguros de los vehículos de transporte inactivos, les obliga a seguir exigiendo el cobro de la prima.

 

  • Por ello, FENADISMER solicita al Gobierno que con carácter inmediato apruebe una medida transitoria que permita suspender temporalmente la prima o cobertura de los seguros.

Habiendo transcurrido casi un mes desde que se produjo por parte del Gobierno español la declaración del estado de Alarma, se ha demostrado día tras día la importancia de la labor que las empresas de transporte están desarrollando, resultando esenciales e imprescindibles para garantizar los servicios básicos, no solo a la población mediante el suministro de alimentos, medicamentos y otros bienes de primera necesidad, sino también a  las industrias y restantes actividades económicas que continúan activas.

 

Sin embargo la paralización general de la actividad económica producida especialmente en las dos últimas semanas está poniendo en grave peligro la viabilidad económica de gran parte del sector del transporte por carretera, ya que un importante número de autónomos y empresas de transporte, tanto de mercancías como de viajeros, se han visto obligados a cesar o reducir drásticamente la actividad, como lo confirman los últimos datos facilitados por la Dirección General de Tráfico que indican una reducción en la circulación del tráfico de camiones en aproximadamente un 50% del total de la flota.

 

Pese a ello, los transportistas continúan obligados a  afrontar un conjunto de gastos y costes fijos en una situación en la que los ingresos han caído o cesado de forma total.  Entre dichos gastos, se encuentran los relativos al pago de las primas de los seguros obligatorios de los vehículos pese a que están parados y sin realizar ninguna actividad, y que ha llevado a la mayor parte de las compañías aseguradoras, conscientes de esta realidad, a adoptar medidas ingeniosas para facilitar el pago durante estos periodos de paralización de la actividad.

 

Frente a esta penosa realidad,  las compañías aseguradoras, plenamente conscientes de la gravedad de la situación económica causada por la emergencia sanitaria  a la que se enfrentan muchos autónomos y empresas de transporte, y en el ánimo generalizado de colaboración y solidaridad que una gran parte de la sociedad y agentes económicos están demostrando, han adoptado soluciones “mágicas” para sortear la crisis que sufre el sector del transporte por carretera, estableciendo sistemas de cobro flexibles durante el Estado de Alarma, tales como ampliaciones de los periodos de cobro o fraccionando el pago sin recargo, entre otros.

 

Sin embargo, las aseguradoras tienen limitada su capacidad de respuesta ante la imposibilidad legal de suspender automáticamente los seguros vigentes, ya que la única alternativa legal posible en la actualidad sería presentar una baja temporal del vehículo en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico, algo imposible en la actualidad, en primer lugar porque muchas Jefaturas provinciales de Tráfico se encuentran prácticamente cerradas o en servicios mínimos, y sobre todo por la carga burocrática y coste que conlleva de tiempo que conlleva al tener que abonar  las tasas de baja temporal y posterior alta.

 

Esta indeseable situación ha llevado a FENADISMER a solicitar al Gobierno que con carácter inmediato adopte las medidas legales necesarias que permitan a los autónomos y empresas de transporte de mercancías y viajeros afectados por el estado de alarma paralizar el pago de las pólizas de seguros de los vehículos de transporte que estén parados, o la suspensión temporal de cobertura de las pólizas ya vigentes, incluido el retorno de la prima durante el período de inactividad, hasta que vuelvan a reanudar su actividad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: