Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
54

 

  • Para evitar las actuales retenciones en las fronteras, la Comisión Europea ha elaborado una Guía dirigida a los Estados Miembros estableciendo las medidas que deben observar para asegurar el flujo de bienes y servicios esenciales sin interrumpir la cadena de suministros esenciales de interés general.
  • Fenadismer considera inaceptable que para cruzar las fronteras se esté tardando más de una hora y con atascos continuos de más de 10 kilómetros, especialmente en los países del Este.

 

La situación de emergencia sanitaria global causada por el COVID-19 ha llevado a que la totalidad de países de la UE hayan introducido en sus territorios medidas extraordinarias y excepcionales de protección para garantizar la salud y disponibilidad de bienes y servicios y evitar la propagación de la enfermedad, entre las que se encuentran la reintroducción de controles en las fronteras interiores, suspensión  Schengen o el establecimiento de trámites de control del estado de salud y fijación de periodos de cuarentena dirigidos a personas y trabajadores que pretenden acceder a sus territorios.

 

Ello está ocasionando diariamente que para poder cruzar las principales fronteras europeas se tarde de media más de una hora, siendo especialmente grave la situación de los pasos fronterizos de los países del Este de Europa, con retenciones permanentes superiores a los 10 kilómetros, lo que FEANDISMER considera absolutamente inaceptable y una ruptura de hecho del mercado único que propugnan los Tratados fundacionales de la UE.

 

Ante esta situación que choca frontalmente con los principios fundamentales de libre circulación de mercancías y de libre movimiento de ciudadanos y trabajadores, la Comisión Europea ha dirigido a los Estados Miembros un conjunto de directrices para garantizar y facilitar el cruce de trabajadores fronterizos, en particular el de aquellos que, como es el caso de los pertenecientes al transporte de mercancías por carretera, constituyen una pieza esencial en el mantenimiento de la cadena de suministro de bienes y productos de primera necesidad, tanto para ciudadanos como para industrias básicas en estos momentos de emergencia sanitaria.

 

Para asegurar su aplicación efectiva, la Comisión Europea vigilará que estas medidas restrictivas y de control revistan el carácter de necesarias, proporcionadas y que en todo caso, se basen en criterios objetivos y no discriminatorios. En concreto, vigilará que se garantice la libre circulación de trabajadores considerados “esenciales”, ya sean asalariados o trabajadores por cuenta propia, entre los que se encuentran los conductores profesionales, favoreciendo la libre circulación basada en las siguientes premisas:

 

  • Garantizar que los pasos en frontera se efectúen de manera ágil y rápida sin que se establezcan cargas burocráticas adicionales.
  • El establecimiento de Vías Verdes para garantizar la fluidez del transporte por carretera, elemento esencial para asegurar el abastecimiento de bienes y servicios de primera necesidad.
  • Garantizar que la no discriminación en los controles sanitarios y de salud en frontera, efectuándose en los mismos términos que los exigidos a trabajadores nacionales.
  • Coordinar los controles de salud entre los estados fronterizos para que sólo se efectúen en uno de ellos, ahorrando tiempos de espera, y efectuándolos sin que el conductor abandone el vehículo y se basaran en la medición de temperatura.
  • Garantizar que el trabajador que presente síntomas de infección acceda a la atención médica adecuada en las mismas condiciones que cualquier otro nacional.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: