Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
330
  • La drástica reducción del transporte y las graves dificultades para prestar servicios justifican una modificación del decreto del estado de alarma.

 

  • Los transportistas solicitan esta medida para todas aquellas empresas no vinculadas a la distribución de productos esenciales.

 

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER) va asolicitar al Gobierno que modifique la actual normativa de medidas económicas y ayudas públicas a la situación de estado de alarma, para que puedan acogerse a la declaración de ERTEs todas aquellas empresas de transporte que no están vinculadas a la distribución de bienes o productos esenciales o básicos (alimentación, material farmacéutico o sanitario y otros suministros básicos), sin perjuicio de que dichas empresas se mantengan abiertas, en su caso, con los servicios mínimos que requiere la actual situación de emergencia sanitaria.

 

Según los datos gubernamentales ofrecidos en rueda de prensa el pasado fin de semana, el tráfico de camiones pesados ha caído un 39% y el de vehículos turismo más de un 87,5% por la crisis de COVID-19. Las perspectivas para las próximas semanas son de una reducción mayor dada la caída en general de la actividad de la actividad industrial consecuencia de dicha crisis.

 

La medida solicitada por la federación española representativa de los autónomos y pymes del transporte va encaminada a asegurar la viabilidad de miles de transportistas españoles, al permitírseles reducir sus cargas relativas a las cotizaciones sociales, así como para poder redimensionar sus empresas y mantener el nivel de empleo que estas circunstancias excepcionales requieren. De este modo FENADISMER solicitará que no sea preciso el cierre total de una empresa de transporte para poder acogerse a un ERTE.

 

“Los transportistas están siendo uno de los pilares básicos de esta crisis y es de justicia que el Gobierno tenga un trato adecuado con el sector. El día después de esta crisis nuestras empresas transportistas deben estar preparados para reactivar nuestra economía y producción, por lo que es ahora cuando hay que cuidarlos y aplicar las medidas que posibiliten ese retorno a la normalidad”, declaró Julio Villaescusa, presidente de FENADISMER.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: