Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
283

 

  • El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados interpela al Ministro de Sanidad sobre la necesidad no simplemente de aconsejar sino de prohibir excepcionalmente que los transportistas realicen las labores de carga y descarga, en consonancia con las medidas de prevención sanitaria exigidas por el Gobierno para evitar los contagios.
  • FENADISMER apela una vez más al Ministerio de Transportes para que, sin demora, establezca su prohibición legal por motivos sanitarios, teniendo en cuenta que lo que está en cuestión es la propia salud y la vida de los profesionales de la carretera, que tan esencial actividad están desarrollando estos días.

 

 

Sin cejar en su empeño, FENADISMER continúa en su cruzada para que se modifique la incomprensible posición del Gobierno, contraria hasta la fecha, de que por ley se establezca temporalmente la prohibición de que el conductor profesional participe en las labores de carga y descarga de la mercancía en los camiones en la actual situación de emergencia sanitaria, a fin de reducir el riesgo de contagio del coronavirus.

Desde que el pasado 14 de Marzo el Gobierno decretó el estado de alarma, el Ministerio de Transportes ha dictado más de una decena de disposiciones normativas tendente a facilitar la actividad de los transportistas españoles, y que han sido acogidas positivamente por el sector como han sido la eliminación de las restricciones a la circulación de camiones en fines de semana y períodos festivos, la obligación de que tanto las estaciones de servicios como los centros de carga permitieran a los transportistas atender sus necesidades de aseo y manutención, la apertura de talleres para la reparación de los vehículos averíados, la entrega gratuita de mascarillas a todos los conductores profesionales, así como la  flexibilización de la regulación sobre los tiempos de conducción y descanso, entre otras.

En lo que se refiere a la regulación de los tiempos de conducción y descanso, la norma aprobada ha amplíar hasta un 20% las horas máximas de conducción permitidas para los conductores profesionales (pasando de 9 horas permitidas antes del estado de alarma a 11 horas diarias) así como reducir otro tanto por ciento las horas de descanso mínimas exigidas, lo que se está traducido en un sobresfuerzo y estrés acumulado en su labor diaria de conducción.

Precisamente por la necesidad de garantizar ese abastecimiento de la población, es fundamental velar prioritariamente por la preservación de la salud de los conductores, ya que en el desarrollo de su actividad son agentes de infección y al mismo tiempo de transmisión de alto riesgo, fundamentalmente en las zonas de carga y descarga de las mercancías en las plataformas y centros de carga y descarga.

Hay que tener en cuenta que si ya de por sí su condición de trabajadores extraordinariamente móviles les convierte en trabajadores de riesgo por el Covid-19, ésta se agrava enormemente si se ven obligados a bajar de la cabina del camión e interaccionan con trabajadores de otras empresas, de diferentes centros de trabajo durante la misma jornada o la misma semana, con quienes es difícil en muchos casos preservar la distancia de seguridad.  A ello se une otro factor de riesgo para la salud de los conductores es el manejo de equipos de trabajo o incluso medios de protección que no son propios, y que por tanto también manejan trabajadores de otras empresas, desconociendo la necesaria limpieza y desinfección de los mismos.

 

Todo ello ha motivado que en la Comisión de Control al Ministro de Sanidad celebrada este jueves 7 de Mayo en el Congreso de los Diputados, el portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Gabriel Rufián, haya interpelado sobre esta cuestión al Ministro de Sanidad, haciéndose eco de la legítima reivindicación de FENADISMER que es compartida por la totalidad de las organizaciones de transportistas que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera. A juicio del representante de ERC la mejor medida preventiva que puede adoptarse para la preservación de la salud de los conductores protegiéndoles del contagio en la actual crisis sanitaria es establecer tal prohibición, más aún “ante el incremento exponencial en su trabajo de conducción que están llevando a cabo estos días”,  ya que considera que “no es suficiente con que se aconseje, sino que debería regularse que los conductores permanezcan en todo caso dentro de su cabina por motivos sanitarios, mientras otras personas realizan las tareas de carga y descarga de la mercancía”.

Por ello, FENADISMER apela una vez más al Ministerio de Transportes para que, sin demora, establezca su prohibición legal por motivos sanitarios, teniendo en cuenta que lo que está en cuestión es la propia salud y la vida de los profesionales de la carretera, que tan esencial actividad están desarrollando estos días.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: