Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
212

 

  • El calendario previsto por el Ministerio de Industria para pasar la ITV no establece prórroga alguna para los vehículos que deban revisarse desde el próximo 21 de Junio, sin que las estaciones ITV estén dando ningún trato prioritario a los vehículos de transporte, negándoles incluso la posibilidad de darles cita previa, lo que obligará a paralizar a miles de camiones en las próximas semanas.
  • Mientras el Ministro de Transportes se limita a envíar una carta a las Comunidades Autónomas rogándoles que atiendan a los transportistas, el Defensor del Pueblo tramita la solicitud de amparo planteada por Fenadismer por lo que considera un despropósito y una aberración jurídica

Como ha venido denunciando FENADISMER, en las últimas semanas la indignación y rechazo entre diferentes colectivos tanto profesionales como de conductores particulares va creciendo significativamente por el contenido de la Orden publicada por el Ministerio de Sanidad el pasado 16 de mayo en la que, en base a la propuesta del Ministerio de Industria, se establece el procedimiento a seguir para la revisión de los más de cuatro millones de vehículos cuya ITV ha caducado durante el período del estado de alarma  y no han podido realizar dicho trámite al haberse decretado el cierre de las ITV.

Una vez más se demuestra que pese a la actividad tan esencial y sacrificada que los profesionales del transporte por carretera han demostrado durante la crisis sanitaria, sin embargo, no todos los poderes públicos han reconocido dicha labor tan destacada y tan necesaria para poder garantizar en todo momento el abastecimiento de mercancías a la población en general y al resto de actividades económicas.

Prueba de ello es la citada Orden Ministerial que, pese las reiteradas solicitudes de las organizaciones representativas del sector del transporte para que se arbitrara un tratamiento diferenciado y prioritario que facilitara la realización de la inspección de los vehículos de transporte y poder continuar desarrollando con normalidad su actividad, bien al contrario el contenido de la misma ha tenido como único objetivo garantizar que los ingresos perdidos por las estaciones ITV durante estos últimos meses, que recordemos se tratan en su mayoría de empresas públicas o en régimen concesional, lo recuperen íntegramente a costa de todos los titulares de vehículos, mediante la “trampa” introducida en la Orden por la cual a los vehículos que pasen la revisión se les pondrá en su ficha técnica no la fecha del día en que acudan a la ITV, sino la fecha en que debieron pasarla durante el estado de alarma, contraviniendo de este modo el Real Decreto que regula la inspección técnica de los vehículos en España,

Esta aberración jurídica afecta a toda categoría de vehículos, si bien sus consecuencias son especialmente perniciosas para los titulares de los cientos de miles de camiones, furgonetas, autobuses, taxis y ambulancias que, por su edad, deben pasar su revisión cada 6  meses, los cuales tendrán que pasar dos veces seguidas la ITV con apenas unos días de diferencia, sin que haya ningún motivo técnico alguno que lo justifique, aunque para el Ministerio de Industria ello no suponga una “carga adicional

Pero siendo grave lo anterior, más aberrantes aún son las consecuencias en las próximas semanas y meses que para para muchos conductores particulares, y especialmente para los conductores profesionales va a suponer la falta absoluta de previsión por parte del Ministerio de Industria  al no establecer prórroga alguna a los vehículos que les caduque la ITV a partir de este domingo 21 de junio, ya que sólo se les ha previsto prórroga para los vehículos que les venza hasta este sábado 20 de junio, lo que va a suponer suponer un auténtico caos ya que buena parte de las estaciones casi 400 estaciones ITV existentes en toda España se encuentran saturadas y sin posibilidad real de atender los millones de vehículos que no han pasado su revisión estos meses atrás.

En los últimos días FENADISMER está recibiendo multitud de denuncias de transportistas quejándose por la situación de “desprecio” a que se ven sometidos al intentar pasar la revisión de sus vehículos, ya que lejos de obtener un trato preferente por parte de las estaciones de ITV, directamente se les comunica que sólo atienden a turismos y vehículos ligeros. o no se les concede fecha alguna en los próximos meses.

Así FENADISMER ha podido analizar con detalle cuál es la situación real en que se encuentran las estaciones de ITV en las diferentes Comunidades Autónomas a la hora de solicitar la “cita previa” obligatoria necesaria para poder acudir a pasar la revisión, arrojando unos datos muy precoupantes: en numerosas ITVs el calendario que se muestra no tiene ninguna fecha disponible antes de Septiembre, como es el caso de las provincias Valencia, Barcelona, Cáceres Guadalajara, Albacete y Mallorca, entre otras; otras en  las que como fecha más próxima hay que esperar a Agosto, como es el caso de Asturias, Bilbao, Badajoz o Ávila, o bien al mes de Julio, como es el caso por ejemplo de las provincias de Zaragoza, Huesca, Cantabria, Lleida, Soria, Burgos, León, Alicante y Huesca.

FENADISMER considera que ello va a ocasionar perjuicios incalculables tanto para las propias empresas de transporte como para la reactivación económica del país, porque en la práctica va a suponer la paralización en las próximas semanas de miles de camiones, furgonetas y autobuses necesarios para el desarrollo de la actividad del transporte, ya que de lo contrario se arriesgan a ser sancionados y a que en caso de accidente el seguro no lo cubra por no tener pasada la revisión. Sin embargo, la única respuesta obtenida hasta ahora por parte de la Administración ante esta alarmante situación es la carta que el Ministro de Transportes remitió el pasado 4 de Junio a los Consejeros autonómicos de en la que les pedía que “se priorizase todo lo posible las inspecciones de los vehículos de transporte profesional, teniendo en cuenta que son servicios esenciales para toda actividad económica, así como para la movilidad de los ciudadanos y que es primordial que puedan regularizar lo antes posible la situación de sus vehículos que constituyen sus medios de producción”, sin embargo visto lo visto tal ruego no ha producido el efecto deseado en la mayoría de las Comunidades Autónomas.

 

Ello llevó a FENADISMER interponer el correspondiente escrito de queja y solicitud de amparo ante el Defensor del Pueblo al haberse producido una clara situación de indefensión e inseguridad jurídica hacia los transportistas afectados y una manifiesta vulneración de la legalidad vigente, la cual ha sido admitida a trámite al existir una posible vulneración de los derechos fundamentales consagrados en la Carta Magna, y a tal fin ha procedido a iniciar actuaciones ante el Ministerio de Industria.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: