Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
191

Fenadismer advierte que una subida del impuesto al diésel afectará a un tercio de los transportistas españoles.

 

  • El proyecto de Ley de Presupuestos para 2020 que prepara el Gobierno el contemplaría una subida en el impuesto al diésel, para ir equiparándolo a la fiscalidad que soporta la gasolina.

 

  • Fenadismer recuerda una vez más al Gobierno, que de aprobarse dicha subida afectará a un importante número de transportistas españoles que no podrán acogerse a la devolución parcial del impuesto previsto solo para los transportistas de mayor tonelaje.

 

 

No es la primera vez que los actuales partidos que sustentan el Gobierno han intentado aprobar una subida a la fiscalidad al diésel para ir equiparándolo al que soporta la gasolina, Así en la legislatura anterior, el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2019, que fue tumbado en su trámite parlamentario, entre otras medidas incluía una subida de casi 4 céntimos en el impuesto de los carburantes referido al diésel, que en la actualidad presenta una diferencia impositiva de 10 céntimos inferior al de la gasolina.

Cabe recordar asimismo que ya en 2018 los carburante sufrieron una subida impositiva de hasta 4.8 céntimos según las Comunidades Autónomas para equiparar en todo el territorio nacional el tramo autonómico que hasta esa fecha tenían importes dispares, creando efecto frontera entre las regiones.

En este sentido, según publican este martes algunos medios de comunicación, el Gobierno estaría sopesando la posibilidad de incluir dicha subida en el proyecto de Ley de Presupuestos para 2020, que aunque incluyera su exención para el transporte por carretera, como el Presidente del Gobierno se ha comprometido públicamente en diferentes ocasiones, ello no sería en la práctica posible por la actual regulación existente sobre el gasóleo profesional para el sector del transporte por carretera, ya que parte del sector quedaría fuera de dicha regulación.

Así, como FENADISMER ha venido advirtiendo reiteradamente, dicha subida afectaría de forma importante al sector del transporte por carretera, en concreto a los transportistas de vehículos de menos de 7.5 toneladas, la mayoría transportistas autónomos, los cuales soportarían íntegramente la subida de dicho impuesto.

Por ello FENADISMER ha venido planteando reiteradamente al Ministerio de Hacienda que, en el caso de que finalmente se aplique la anunciada subida, proceda a la modificación de la actual regulación de la figura del gasóleo profesional incluyendo como beneficiarios también a los vehículos de transportes de mercancías de menor tonelaje, los cuales representan casi una tercera parte del total de la flota de transporte en España, en concreto en torno a 130.000 vehículos de transporte de mercancías.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn