Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
1
  • La reunión celebrada este lunes 11 de diciembre entre las asociaciones de transportistas y de cargadores concluye sin acuerdo por el rechazo de los transportistas a negociar la implantación de las 44 toneladas en España.
  • La situación actual del mercado del transporte hace inadmisible abordar un eventual incremento del tonelaje actual de los camiones.

 

A lo largo de los dos últimos años, FENADISMER junto con las asociaciones de transportistas que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera y las asociaciones representativas de empresas cargadoras (AECOC, AEUTRANSMER Y TRANSPRIME) han venido manteniendo sucesivas reuniones para tratar de alcanzar un acuerdo dirigido a la aprobación de un conjunto de medidas para la mejora del sector del transporte por carretera y la logística en España.

 

Durante las negociaciones se han ido avanzando en la concreción de diferentes medidas que afectaban a diversos aspectos de la actividad del sector en el ámbito de la contratación del transporte, la fiscalidad, la reglamentación sectorial y las operaciones de transporte, entre otras, que exigirían su posterior desarrollo normativo.

 

Sin embargo, el escollo principal sigue estando en la pretensión de las empresas cargadoras de incrementar el tonelaje máximo de los vehículos de transporte en España desde las actuales 40 toneladas a las 44 toneladas, aunque sin precisar qué beneficios podrían obtener los transportistas de este aumento de la capacidad de sus camiones.

 

Pese a que, según las asociaciones de cargadoras, la implantación del conjunto de medidas negociadas supondrían un beneficio global para el sector superior a los 1.200 millones de euros, por contra las asociaciones de transportistas desconfían de tales hipotéticos beneficios, ya que argumentan que muchas de las normas actualmente en vigor que benefician al sector son ignoradas, por lo que el estado actual del mercado del transporte no parece ser el momento más adecuado para admitir las pretensiones de las empresas cargadoras de proceder a una eventual modificación del tonelaje máximo de camiones, al no quedar constatado que haya habido una mínima mejora de las condiciones del mercado del transporte, ni siquiera durante los dos años de negociación que han llevado a cabo ambas partes, por lo que se concluyen sin acuerdo.

 

Por ello, ante la desconfianza existente en el sector del transporte por carretera, las asociaciones de transportistas consideran necesario establecer previamente una comisión de seguimiento que verifique la mejora del mercado del transporte y el grado de cumplimiento de los actuales aspectos normativos y regulatorios del sector por parte de las empresas cargadoras, antes de proceder a abordar cualquier cambio normativo en este ámbito.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn