Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
111
  • La nueva restricción aprobada por la DGT bloqueará los camiones a 250 kms de la frontera de Irún, lo que creará una congestión innecesaria de camiones en las proximidades de Burgos y supondrá una pérdida de media jornada de trabajo a los transportistas que se dirijan hacia Europa.
  • Fenadismer junto con las restantes asociaciones que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera acordarán este jueves 23 de enero las medidas de rechazo contra  dicha medida.

Este martes 21 de Enero se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la  Resolución de medidas especiales de regulación de tráfico de camiones para este año 2020 aprobada por la Dirección general de Tráfico, que como principal novedad incluye una nueva restricción a los camiones de más de 7’5 toneladas que se dirijan desde el centro de la península hacia el País Vasco y la frontera de Irún, estableciendo que un importante número de domingos y otros días del año los camiones deberán permanecer retenidos a la altura de Burgos, esto es, a más de 250 kilómetros de la frontera francesa, entre las 16 y las 21 horas.

En concreto, dicha propuesta de restricción se aplicaría tanto en la AP-1 como en la N-1 todos los domingos desde el 7 de junio hasta el 13 de septiembre, además de los domingos 22 de marzo, 3 de mayo, o los lunes 12 de octubre y 2 de noviembre y el martes 8 de diciembre.

Frente a dicha propuesta, FENADISMER ya transmitió en su día su rechazo absoluto ya que limitará de forma importante la actividad que los transportistas españoles desarrollan en los mercados europeos, que recordemos representan una tercera parte de la flota española, ya que la medida planteada supone hacerles perder competitividad en casi la mitad de una jornada diaria, y porque además originará innecesariamente una congestión de miles de camiones los domingos en las proximidades de la zona de Burgos, sin que existan áreas de estacionamiento y de servicio suficientes para absorber tal incremento de vehículos.

Pese a que tanto desde la DGT como desde el Ministerio de Fomento se han venido estableciendo políticas restrictivas a la circulación de los camiones por las carreteras nacionales, obligándoles en muchos casos a utilizar las autopistas de peaje por su mayor seguridad vial y la capacidad de la propia vía, previo pago eso sí del correspondiente peaje, sin embargo, ahora que la circulación por la autopista es gratuita, la DGT justifica dicha restricción en la utilización creciente de la AP-1 por parte de los transportistas, olvidándose que dos terceras partes del crecimiento de su utilización es debida a los turismos particulares, los que además a diferencia de los camiones,  no prestan un servicio público.

Ante dicha decisión, que supone un nuevo atropello al derecho fundamental a la libre circulación y al ejercicio de la actividad empresarial por parte de un sector esencial para el desarrollo de la actividad económica en nuestro país y en concreto para las exportaciones españolas, FENADISMER propondrá este miércoles 22 de Enero a las restantes organizaciones nacionales de transportistas que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera, en la reunión que tendrá lugar en el Ministerio de Fomento, la adopción de medidas unitarias de actuación de rechazo contra la nueva restricción aprobada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: