Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
74

Fenadismer solicita a la Comunidad de Madrid una línea de ayudas para la transformación de los actuales camiones y furgonetas a tecnología dual gas-diésel

 

  • El Viceconsejero de Medio Ambiente valora positivamente dicha propuesta y se compromete a estudiarla para su posible puesta en marcha el próximo año.

 

  • País Vasco y Castilla-La Mancha ya prevén dichas ayudas que permiten a los transportistas reducir el coste del carburante y contribuir a la mejora del medio ambiente.

Este martes 10 de Julio FENADISMER, junto con las restantes organizaciones que componen el Comité Madrileño de Transporte por Carretera, han mantenido una reunión con el Viceconsejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, acompañado de los Directores Generales de Medio Ambiente y de Transportes, para analizar las diferentes líneas de apoyo a promover desde la Administración autonómica hacia el sector del transporte por carrterapara la introducción de vehículos menos contaminantes.

 

En este sentido, el Viceconsejero ha señalado que la apuesta realizada hasta ahora por la Comunidad de Madrid ha sido por la introducción del vehículo eléctrico, dada las dificultades que este tipo de vehículos está teniendo para su generalización entre los usuarios (pocos puntos de recarga, autonomía limitada y otros), y a tal fin las líneas de ayudas existentes se han dirigido hasta la fecha a la adquisición de esta tecnología vehicular.

 

A este respecto, FENADISMER ha recalcado que la tecnología de propulsión eléctrica no es una solución real y factible en el sector del transporte de mercancías, ya que en el caso del transporte pesado no existe oferta de vehículos eléctricos por parte de los fabricantes, y en el caso de los vehículos ligeros el coste de adquisición de la versión eléctrica frente a la versión en diésel llega a triplicar el precio, lo que hace imposible su amortización durante su vida útil.

 

Por ello, FENADISMER ha insistido en que la tendencia a corto plazo es la introducción del gas natural en los vehículos de transporte, a falta de que surjan otras energías de propulsión alternativas en el futuro, ya que el gas natural vehicular es una solución tecnológica real y contrastada que permite abaratar el coste del carburante en más de un 30% respecto al coste del diésel. Sin embargo, al ser una tecnología de propulsión novedosa, muchos transportistas son aún reacios a adquirir vehículos nuevos propulsados a gas, por lo que FENADISMER considera que la fórmula más óptima para facilitar su introducción en el sector pasaría por fomentar la transformación de los actuales vehículos de transporte diésel en tecnología dual gas-diésel, lo que permitiría “familiarizarse” a los transportistas con dicha tecnología de cara a una posterior renovación de su vehículo actual.

 

Para ello, FENADISMER propone establecer una línea de ayudas para la transformación de las actuales cabezas tractoras, camiones y furgonetas a la citada tecnología dual, estableciéndose unos incentivos similares a los que se conceden en dos Comunidades Autónomas a los transportistas de su región, en concreto en País Vasco y Castilla-La Mancha, con ayudas en torno a 7.000 euros para vehículos pesados, y de 1.000 euros para vehículos ligeros, lo que permite cubrir aproximadamente el 50% del coste de la transformación y además obtener una mejora en la calificación del distintivo medioambiental al vehículo concedido por la Dirección General de Tráfico, a los efectos de poder acceder a las zonas restringidas de las grandes ciudades o en caso de protocolos de restricciones a la circulación por episodios de alta contaminación. Además para FENADISMER  sería deseable que dichas ayudas se ampliaran al ámbito estatal en línea con los planes del Gobierno central de reducción de la dependencia del petróleo y el fomento de las energías alternativas menos contaminantes.

 

Además el fomento de la introducción del gas natural vehicular en el transporte contribuirá a la implantación de una mayor red de suministro de gas natural (gasineras), por el incremento de la demanda por parte de los transportistas titulares de este tipo de vehículos, ya que en la actualidad lamentablemente la red pública de gasineras en toda España no supera los 60 puntos de suministro, de los cuales una quinta parte se sitúan en Madrid.

 

La propuesta presentada por FENADISMER ha sido valorada muy positivamente por el Viceconsejero de Medio Ambiente, comprometiéndose a estudiar su posible inclusión en la línea de ayudas a tramitar el próximo año 2019.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn