Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
30

Podemos plantea una proposición en el Congreso de los Diputados para instar al Gobierno la derogación de la normativa reguladora del megacamión.

La afección a la seguridad vial y al medio ambiente fundamentan proponer que no se permita su circulación en España.

Como se recordará, el pasado mes de Diciembre se aprobó la modificación del Reglamento General de Vehículos, aprobando la introducción de los megacamiones en España, esto es, la circulación de conjuntos de vehículos en configuración euromodular compuestos por más de 6 ejes y hasta 60 toneladas de MMA y 25’25 metros de longitud.

 

Según el Gobierno español, el objetivo perseguido con la aprobación del megacamión es colaborar en la mejora logística del transporte terrestre, ya que con este tipo de configuración de vehículos se obtiene una disminución de costes de entre un 15 y un 50%.

 

Sin embargo, a fecha de hoy está pendiente de publicarse por la Dirección General de Tráfico la Instrucción Técnica que establece los requisitos exigidos para autorizar la circulación del nuevo conjunto de vehículos en las carreteras españolas, tras los resultados obtenidos en las pruebas piloto que se han llevado a cabo las últimas semanas para comprobar su idoneidad en relación con la red de carreteras españolas.

 

En este sentido, desde el Grupo Parlamentario Podemos-En Común Podem-en Marea ha registrado esta semana en el Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley instando al Gobierno a derogar la modificación del Reglamento General de Vehículos aprobada el pasado mes de Diciembre, al entender que la introducción del megacamión en España supondrá un peligro para la seguridad vial y un daño al medio ambiente.

 

Así, dicho Grupo Parlamentario considera que la existencia de camiones más largos y pesados en la heterogénea y deteriorada red vial española, por falta de mantenimiento, es un peligro para la seguridad de todos los usuarios de la carretera, según demuestran los estudios independientes que han analizado experiencias piloto previas en la Unión Europea. Además su circulación costará a los contribuyentes cientos de millones de euros adicionales debido a que las carreteras españolas no han sido diseñadas para este tipo de vehículos, ni desde el punto de vista de su diseño, de su señalización y especialmente de su mantenimiento.

 

Junto a lo anterior, a medio plazo los megacamiones dañarán el medioambiente debido a que se trasvasará carga desde el ferrocarril eléctrico a estos trenes de carretera petróleo dependientes, según indica la proposición parlamentaria.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: