Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
86
  • Junto a la nueva restricción establecida los fines de semana en la AP-1 en Burgos a los camiones que se dirijan a la frontera para permitir que los “domingueros” puedan circular fluidamente por dicha autopista, también como novedad se recoge una nueva restricción a camiones en la N-230 todos los fines de semana para que los “esquiadores” puedan acceder y regresar plácidamente a las pistas de esquí.
  •  Fenadismer negociará con el resto de asociaciones de transportistas este jueves 23 de Enero las medidas de rechazo que llevarán a cabo contra las nuevas restricciones.

La nueva Resolución anual de restricciones a camiones de más de 7’5 tns de MMA que anualmente aprueba la Dirección General de Tráfico, y que fue publicada este martes 21 de Enero en el BOE como ya adelantó FENADISMER, no deja de deparar ingratas sorpresas para el sector del transporte por carretera, introduciendo nuevas restricciones a la circulación de camiones respecto a las aprobadas en años anteriores.

 

Así, como ya informó FENADISMER, cabe destacar la nueva restricción establecida en la autopista AP-1 durante los fines de semana de los meses de verano, así como otros festivos y puentes a lo largo del año, obligando a todos los camiones que se dirijan hacia el País Vasco y la frontera francesa a detenerse en las proximidades de Burgos, esto es, a más de 250 kms de dicha frontera, lo que va a perjudicar muy gravemente a los miles de transportistas españoles que realizan transporte internacional y, por ende, a la competitividad de las exportaciones españolas, al obligar a retrasar la entrega de las mercancías a los mercados centroeuropeos.

 

El motivo alegado por la DGT para establecer esta restricción es la de garantizar la fluidez de los vehículos particulares en la referida autopista en los retornos en fin de semana, cuya intensidad circulatoria se ha visto incrementada tras la eliminación del peaje el pasado año, culpando a los camiones de las posibles congestiones que dicha vía soporta.

 

Sin embargo, no es la única “sorpresa” que ha incluido la DGT en la Resolución anual de restricciones a los camiones. Así se ha introducido una nueva restricción, sin someterlo a consulta preceptiva previa de las asociaciones nacionales de transportistas, por la que se prohíbe la circulación de camiones todos los fines de semana en la carretera nacional N-230 en la provincia de Huesca. En concreto, la prohibición afecta a todos los viernes, domingos y festivos de Enero a Abril, Semana Santa, Puente del Pilar y Diciembre, para suponemos facilitar el acceso y retorno de los “esquiadores” a las pistas de esquí, y que su actividad lúdica no se vea alterada por el tránsito de los “molestos” camiones.

 

FENADISMER considera absolutamente “indignante” y una “provocación” para el sector la aprobación de estas medidas restrictivas para un sector profesional cuya actividad es esencial para el desarrollo de las restantes actividades económicas, por lo que FENADISMER propondrá a las restantes asociaciones nacionales de transportistas la adopción de medidas contundentes de rechazo contra la nueva resolución aprobada, en la reunión que tendrá lugar este jueves 23 de Enero en la sede del Ministerio de Transportes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: