Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
30

• Los alcaldes de la zona persisten en su exigencia de establecer dicha prohibición y desviar obligatoriamente a los camiones por la AP-15.

• Motivos económicos, medioambientales y de seguridad vial desaconsejan implantar dicha medida restrictiva.

En pleno debate público en la Comunidad Foral de Navarra sobre la posible aprobación de una restricción permanente a los camiones en la carretera nacional N-121, que conecta dicha región con la frontera francesa y por la que diariamente transitan más de 2000 camiones, obligándoles a desviarse por la AP-15, las asociaciones navarras de transportistas, Tradisna y Anet, han planteado este viernes los motivos de su rechazo total a dicha medida restrictiva, por el indudable coste económico, medioambiental y de afección negativa a la seguridad vial que ocasionaría a los transportistas que la utilizan

En concreto, los motivos de oposisicón por parte de las asocaciones navarras de transportsitas se centran en los siguientes aspectos:

1ª COSTES POR DISTANCIA

Cabe destacar que el desvío por la A15 significa realizar el transporte internacional por una ruta con más kilómetros (aproximadamente 23,6 kms.). Teniendo en cuenta que el coste directo de un vehículo pesado está en 1,3952€/km recorrido (ver último Observatorio de Costes del Transporte de Mercancías del Ministerio de Fomento, octubre 2019), se produce un incremento de coste en el trayecto de 32,92€. A mayor coste de transporte, menor competitividad de nuestros productos en los mercados.

2ª COSTES POR PEAJES

Recordamos también que hace un par de años estamos impugnando judicialmente la aplicación en Guipúzcoa de los peajes en la NI, habiendo ganado ya una sentencia en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

 

Hoy en día, el coste que supondría circular por dicho desvío ascendería a 1,60€ por el peaje de la AP15 en Sarasa, el de la NI en Andoain costaría 1,50€, el de Astigarraga 0,89€ y por último el de Irún en la AP8 ascendería a 5,54€. En total 9,53€ por el conjunto de peajes, en el caso de un transporte de más de 12 toneladas, ingresando en las arcas guipuzcoanas 7,93€ por vehículo y trayecto.

3ª COSTES POR TIEMPO

El incremento del tiempo de conducción ascendería a unos 20-25 minutos, debido a los 23,6 kms de más que representa este desvío; o incluso más, dado que es una vía con embotellamientos en Urnieta y en frontera.

Esto supone debido a las limitaciones de los tiempos de conducción y descanso obligatorios para el sector, que algunos transportistas nacionales no puedan llegar a sus domicilios y/o destinos, con los costes que ello comporta tanto personales como profesionales.

4ª COSTES MEDIOAMBIENTALES

Sin llegar a cuantificar este aspecto, el incremento de kilómetros y las pendientes pronunciadas de la A15 supondrán también un mayor incremento de consumo, con el consiguiente impacto medioambiental, sin duda superior al generado en la N121A.

 

Sablamos de un desvío obligatorio de los vehículos pesados en tránsito, en un día se estaría dando una vuelta al mundo innecesaria, es decir, unos 40.000 km (2.800 vehículos aproximadamente x 60% en tránsito x 23,6 km adicionales).

 

5ª PELIGROSIDAD DE LA A15

La alternativa propuesta (A15) es una ruta que puede calificarse también como peligrosa por la orografía del terreno. Existen frecuentes desniveles que dificultan la conducción de los vehículos pesados, que llegan hasta las 40 toneladas. Por este motivo, además, el vehículo “sufre” un mayor desgaste de elementos como los frenos, suspensiones, neumáticos, etc., lo cual incrementa el coste del mantenimiento.

 

6ª IMPACTO NEGATIVO PARA LA ZONA

El desvío del tráfico pesado en tránsito hacia la A15 tendrá un impacto negativo económico sobre la zona:

  • Las gasolineras se verán afectadas. Muchos vehículos pesados que se dirigen hacia Europa realizan repostajes en las estaciones de servicio cercanas a frontera. El desvío de vehículos a la A15 provocará que ya no reposten mayoritariamente en territorio navarro, lo cual afectará a la actividad de las gasolineras de la N121A.
  • A esto tenemos también que añadir el impacto negativo que tendrán los locales hosteleros, restaurantes y bares de la zona, y también los talleres mecánicos.
7ª MENOR RECAUDACIÓN FISCAL

Similar circunstancia se producirá con las arcas forales, ya que el Gobierno de Navarra obtendrá una menor recaudación fiscal por el Impuesto de Hidrocarburos. Aproximadamente estamos hablando de desviar 1.800 vehículos pesados en tránsito diarios. Suponiendo que al menos un 50% repostara en el último tramo de la N121A, se dejarían de vender 900.000 litros de gasóleo diarios en Navarra, lo que supone una pérdida de recaudación neta de 275.400€/día.

8ª SINIESTRALIDAD

Respecto a la siniestralidad, destacamos los últimos datos del informe de Policía Foral que refleja que los accidentes mortales causados por los vehículos pesados ascienden a uno en los últimos 4 años, en el cual además no estuvo implicado ningún otro vehículo.

Insistimos en el hecho que desde Policía Foral ya se puso de manifiesto en su día. Los camiones “ralentizan la velocidad, lo cual … produce un primer efecto beneficioso en el tráfico como es la ausencia de accidentes”.

De manera adicional, en otras carreteras con un índice de accidentalidad con vehículos pesados muy superior, en las que han sido desviados obligatoriamente sin contar con el sector; se están cerciorando de que el hecho de no tener camiones genera exceso de confianza, distracciones y mayor velocidad de los turismos, con el consiguiente aumento de accidentes mortales.

Por último, el Real Automóvil Club (RAC) vasco navarro, en un reciente informe destaca que “La proporción de accidentes mortales es 1,6 veces superior cuando hay una velocidad inadecuada”.

9ª POSIBILIDAD LEGAL DEL DESVÍO

Nuestros servicios jurídicos indican que no existe motivación suficiente para solicitar el desvío, destacando que se obliga a circular a los vehículos pesados por vías que aumentan el consumo de combustible y obligan al pago de peajes en Guipúzcoa, lo que puede constituir una medida discriminatoria que atenta contra las Directivas Europeas, tal y como ha sido fijado por el Tribunal Supremo.

Además, en caso de realizarse, el Comité Nacional del Transporte de Mercancías valorará la interposición de un recurso judicial, lo que podría llevar a una solicitud de indemnización por el daño causado al sector.

CONCLUSIÓN

El desvío obligatorio a la A15 no es la solución. Incrementa nuestros costes directos en 71.316€ al día (42,45€ x 2.800 vehículos x 60%), lo que supondría un exceso de coste anual para el sector de más de 26 millones de euros.

No hay que olvidar el aspecto medioambiental por la vuelta al mundo diaria que nos veríamos obligados a efectuar.

Otro aspecto que destacar es el de la peligrosidad. Aparentemente parece que circular por la A15, al ser una autovía, podría ser menos arriesgado, pero los profesionales del sector opinan que es más seguro circular por la N121A.

Y, por último, recogemos la información publicada el 18 de diciembre de 2019 en la que la Jefa de Tráfico de La Rioja, Beatriz Zúñiga, afirma que la ausencia de camiones en la N232 se ha traducido en excesos de confianza, distracciones y velocidad. Hechos que, desgraciadamente, se ven reflejados en un aumento de las personas fallecidas.

 

 

 


 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: