Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
51
  • En la reunión mantenida este martes con el Director General de Tráfico ha aceptado estudiar como flexibilizar las nuevas restricciones a camiones aprobadas para este año 2020 en la AP-1 en Burgos los fines de semana así como solventar los embotellamientos que se ocasionan diariamente en las áreas de servicio de la AP7 por los desvíos obligatorios a camiones.
  • En el caso de la prohibición de circulación de camiones en Burgos por la AP-1 se estudiará permitir su circulación por la N-1 y en relación a los embotellamientos en las áreas de servicio de la AP-7 se permitirá que los camiones puedan abandonar la autopista para hacer sus descansos o el avituallamiento en la N-340.

Este martes 11 de Febrero el Director General de Tráfico, acompañado de la Directora General de Transportes Terrestres, han mantenido una reunión con representantes de FENADISMER y otras asociaciones del sector, en la que se ha analizado los inconvenientes y  perjuicios que ocasionarán algunas de las nuevas restricciones a camiones aprobadas por la DGT para este año 2020, y que han generado un gran malestar en el sector del transporte por carretera.

 

Así, en lo que se refiere a la nueva prohibición todos los domingos del verano y otros festivos a la circulación en la AP-1 en Burgos de todos los camiones que se dirijan desde el centro de la península hacia el País Vasco y la frontera de Irún, como consecuencia del importante incremento en más de un 24% de la circulación de vehículos tras la eliminación el peaje en dicha autopista, FENADISMER ha planteado como alternativa que puedan circular por la Nacional N-1, la cual ha quedado prácticamente inutilizada como consecuencia del masivo trasvase de vehículos particulares a la autopista, quedando limitado a una circulación de menos de 150 vehículos al día por la carretera nacional.

Asimismo, durante la reunión se ha analizado el preocupante problema de saturación de camiones en las áreas de servicio de la AP-7 desde que se aprobó en Septiembre de 2018 la circulación obligatoria de los camiones por dicha autopista, y que se ha visto agravado por el fuerte incremento de vehículos particulares que ahora transitan tras la liberalización de la autopista desde Alicante a Tarragona desde el pasado 1 de Enero. Así FENADISMER ha puesto de relieve que las 3 únicas áreas de descanso existentes en dicho tramo obligatorio de la autopista suman menos de 90 plazas de parking para camiones, absolutamente insuficientes para atender las necesidades de repostaje, avituallamiento y descanso obligatorio de los más de 5.000 camiones que diariamente circulan por la autopista.

Por ello, FENADISMER ha propuesto como solución permitir que los transportistas abandonar la autopista de peaje hacia la carretera nacional N-340 para realizar las labores de repostaje, avituallamiento o descanso, e incorporarse de nuevo a la autopista por la siguiente salida en el sentido de la marcha, lo que aliviaría a corto plazo dicha situación de colapso e inseguridad que soportan las áreas de descanso de la autopista.

Ambas propuestas han sido acogidas favorablemente por los responsables de la DGT, quienes han acordado estudiarlas y dar una respuesta a las organizaciones del sector en las próximas semanas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: