Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
80
  • La Comisaria Europea de Transportes reconoce que la congestión del tráfico en la frontera ocasiona daños económicos y sociales a los transportistas, cargadores y a la economía en general.
  • Asimismo confirma su disposición a tomar medidas para garantizar la libre circulación de mercancías en la UE.

 

Como ha venido denunciando reiteradamente FENADISMER y las restantes asociaciones de transportistas que integran el Comité Nacional de Transporte por Carretera, en los últimos años la frontera francesa de Biriatou con Irún, por la que diariamente circulan más de 11.000 camiones con destino al resto de Europa, viene soportando diariamente colas kilométricas de camiones en la autopista AP-8 en territorio español como consecuencia de la actuación injustificada de las autoridades francesas, que someten a los vehículos de transporte a unos controles exhaustivos en carretera, incompatibles con el acuerdo Schengen de libre tránsito.

 

Esta situación insostenible ha motivado la intervención del Ministerio de Fomento ante las autoridades francesas, habiéndose promovido la creación de un Observatorio de seguimiento para reforzar la información con datos oficiales sobre las retenciones que se producen, con la colaboración de la policía nacional y la guardia civil.

 

En este sentido, por parte de la empresa VINCI, concesionaria francesa de la autopista, se ha comprometido ante el Gobierno francés a abrir todas las cabinas de peaje, así como a la apertura de un tercer carril por sentido entre Biriatou y Biarritz, el cual fue puesto en servicio el pasado 19 de Junio.

 

Asimismo, y como consecuencia de la denuncia realizada por las asociaciones españolas de transportistas, la Comisión Europea ha confirmado que intervendrá en este asunto ante las autoridades francesas. Así, en la carta remitida por la Comisaria Europea de Transportes, Dª Violeta Bulc, dirigida esta semana al Comité Nacional de Transporte por Carretera, ha confirmado la actuación de seguimiento que su organismo va a llevar a cabo para controlar “cualquier acción que pueda obstaculizar la libre circulación de las mercancías, que es principio básico de los Tratados de la Unión”.

 

En relación con dicha situación, la Comisaria manifiesta ser plenamente “consciente de los daños económicos y sociales que esta congestión puede causar a expedidores, transportistas y la economía en general”, por lo que “no dudaremos en tomar medidas cuando la acción esté justificada”.

 

En todo caso, como ha podido constatar FENADISMER, todas estas actuaciones que se están llevando a cabo están contribuyendo a mejorar la situación en la frontera de Irún, habiéndose detectado en las últimas semanas una disminución significativa de las retenciones diarias que venían soportando los camiones al paso por dicha frontera.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn