Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
21

Fenadismer advierte que la ofensiva judicial de la Comisión Nacional de la Competencia contra el sector español de transporte por carretera destruirá el actual tejido empresarial conformado por más de 60.000 pequeños y medianos transportistas y 220.000 trabajadores.

En los últimos 20 años, el sector empresarial español de transporte pesado por carretera, conformado en la actualidad por más de 60.000 transportistas, principalmente pequeños y medianos empresarios transportistas que dan empleo a más de 220.000 trabajadores, ha permitido que la flota española se haya consolidado en el ranking europeo como una de las principales potencias en el sector del transporte por carretera, ocupando la 3ª posición sólo por detrás de Alemania y Polonia. De hecho más del 30% de la flota española de transporte pesado opera en el ámbito internacional, de forma destacada frente a otros países de nuestro entorno, como es el caso de Francia o Italia, países en los que menos de un 10% de su flota realizan transporte internacional.

 

Dicha configuración empresarial ha resultado además muy beneficiosa para la economía española, como lo demuestra el hecho de que el 84% de las mercancías en España se distribuyen por carretera frente al 10% en transporte marítimo o el 4% por ferrocarril.

 

Este éxito ha sido debido en gran parte a la regulación de la actividad que el sector se ha dotado a lo largo de estos años, estableciendo la necesidad que los nuevos operadores que pretendan acceder al sector acrediten una dimensión empresarial mínima para poder competir en mejores condiciones frente a los transportistas del resto de la Unión Europea.

 

Sin embargo, dicha situación competitiva del sector del transporte español no parece ser tenida en cuenta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la cual pretende acabar con la actual regulación del sector, siguiendo la política ultraliberalizadora que ha venido marcando el actual Ministerio de Economía en los últimos años, amenazando la supervivencia del actual tejido empresarial del transporte por carretera.

 

Así la CNMC, apoyada en la Dirección General de Política Económica del Ministerio de Economía, tiene abierta una causa judicial ante la Audiencia Nacional exigiendo la revocación inmediata del actual régimen español de autorizaciones de transporte por carretera, planteando de este modo la desregulación total del sector al pretender la supresión del requisito de la dimensión mínima empresarial, establecida inicialmente en al menos 3 vehículos.

 

Para FENADISMER esta actuación concertada del Ministerio de Economía y de la Comisión Nacional de la Competencia contra la actual regulación y ordenación de la actividad del transporte español tienen como objetivo último establecer una desregulación absoluta del sector, para favorecer la entrada de grandes multinacionales y grupos económicos en el sector operando  bajo un régimen de explotación laboral con mano de obra sometida y con unos costes laborales muy bajos, lo que tendría un efecto devastador y la probable desaparición de una gran parte de los 60.000 transportistas que en la actualidad operan en el sector.

 

Frente a ello, FENADISMER, como única organización personada en el procedimiento judicial abierto ante la Audiencia Nacional, va a llevar a cabo todas las actuaciones procesales necesarias que eviten la derogación de la actual regulación del sector de transporte de mercancías por carretera en defensa de los intereses de los más de 60.000 transportistas que operan en la actualidad en España.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: