Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Fenadismer lamenta la exclusión de España en la Alianza de nueve países europeos en contra del dumping en el sector del transporte por carretera.

El objetivo de la Alianza es mejorar la vida de los trabajadores y luchar de forma más eficaz contra el fraude.

Este martes 31 de Enero nueve países europeos han lanzado en París la “Alianza por la Carretera” en la que participan Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Italia, Luxemburgo, Noruega y Suecia. El acuerdo pone de relieve que el transporte de mercancías por carretera en Europa se enfrenta en la actualidad a la competencia desleal en gran medida derivada del dumping social por las empresas que se deslocalizan en países con menores costes. Este sector es particularmente víctima del uso de sofisticado fraude y mal uso de las normas del mercado interior y la legislación laboral.

 

Por ello, a través de esta iniciativa conjunta, los nueves países han decidido moverse más rápido para defender un transporte por carretera de mercancías que se desarrolle en una competencia sana y leal entre los operadores económicos y con el objetivo de garantizar los derechos sociales de los trabajadores. Fruto de ello es la iniciativa legislativa llevada a cabo en los últimos meses por varios países europeos para defender esta visión en los organismos europeos.

 

Con el lanzamiento de la “Alianza por la Carretera”, estos nueve países han firmado un plan de acción compuesto de 8 medidas destinadas a lograr dos objetivos:

  • Converger algunas medidas nacionales de aplicación de la normativa europea para facilitar la aplicación por parte de los operadores y mejorar la vida de los trabajadores.
  • Mejorar las prácticas de control basadas en las experiencias mutuas así como fortalecer la cooperación para la lucha más eficaz contra el fraude.

 

FENADISMER comparte plenamente dichos objetivos y por ello lamenta que España no se haya sumado a dicha Alianza europea. En este sentido, FENADISMER ha vuelto a reclamar al Gobierno español la trasposición urgente a la legislación española de la Directiva europea sobre desplazamiento de trabajadores (salario mínimo) a fin, entre otros, de mitigar el impacto que sufre el sector español del transporte por carretera por la competencia desleal que ejercen las empresas deslocalizadas en países del Este de Europa, las cuales ya controlan una cuarta parte del transporte internacional con origen o destino en nuestro país

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: