Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
41
  • El Consejo y el Parlamento Europeo negocian un acuerdo temporal con el Reino Unido para permitir continuar el tránsito a los transportistas británicos y de la UE

  • El Gobierno español sigue sin publicar el Decreto-ley de medidas de contingencia ante un posible Brexit duro

Como lleva planteando FENADISMER de forma insistente en los últimos meses, la posibilidad de que finalmente no se alcance un acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre su salida de la UE antes del próximo 29 de marzo, lo que coloquialmente se ha denominado Brexit duro, hace imprescindible que tanto las instituciones europeas como el Gobierno español adopten las medidas legislativas y administrativas que permitan dar continuidad a las relaciones tanto comerciales como de tránsito entre España y el Reino Unido a partir de dicha fecha.
Así, la Unión Europea está desarrollando con carácter excepcional un conjunto de medidas temporales y limitadas para garantizar la conectividad básica del transporte de mercancías y de viajeros por carretera a fin de mitigar la interrupción más grave en el caso de que el Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo negociado. En este sentido, el pasado viernes 15 de Febrero los embajadores de los Estados miembros en el Comité de Representantes Permanentes del Consejo aprobaron un mandato para que la presidencia rumana negocie con el Parlamento Europeo la posibilidad mediante un Reglamento europeo permitir a los transportistas por carretera y operadores de autobuses y autocares con licencia del Reino Unido transportar mercancías y pasajeros entre el Reino Unido y los 27 miembros restantes, condicionado a que el Reino Unido confiera derechos equivalentes a las empresas transportistas de la UE y esté sujeto a condiciones que garanticen una competencia leal. Dicho Reglamento, cuyo texto ha sido consensuado con el Parlamento europeo este lunes 18 de Febrero, tendría una vigencia limitada hasta el próximo 31 de diciembre, sin perjuicio de futuras negociaciones con el Reino Unido.
Por su parte el Gobierno español, pese a sus reiterados anuncios de aprobación de un Decreto-ley de establecimiento de un plan de contingencia ante un posible Brexit duro, a fecha de hoy se desconoce cuando será aprobada, pese a que quedan menos de 6 semanas para la salida efectiva del Reino Unido de la Unión Europea, y sin que las empresas posean información alguna sobre las condiciones en que van a realizarse los actuales intercambios comerciales entre España y el país británico, en aspectos tales como los derechos de tránsito y régimen aduanero, teniendo en cuenta que el Reino Unido es el quinto país destinatario de las exportaciones españolas.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn