Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
  • El Ministro de Fomento se reúne con las asociaciones miembro del Comité Nacional de Transporte por Carretera para analizar la situación del sector del transporte por carretera.

 

  • La competencia desleal de las empresas deslocalizadas, el nuevo paquete legislativo europeo y el desvío de camiones a las autopistas, entre los temas planteados por Fenadismer.

Este martes 31 de Octubre en la sede del Ministerio de Fomento se ha celebrado la primera reunión de contacto del Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, acompañado de los Secretarios Generales de Transporte y de Infraestructuras y del Director General de Transporte Terrestre, con los representantes de FENADISMER y de las restantes organizaciones que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera, para analizar la actual situación del sector del transporte por carretera.  

 

FENADISMER ha planteado al Ministro de Fomento su preocupación por la situación de deterioro en que se encuentra el mercado español del transporte por carretera por la presencia creciente de empresas transportistas procedentes de países del Este de Europa, que trabajan de forma permanente en nuestro país, muchas de ellas pertenecientes a flotistas españoles, que se han deslocalizado en dichos países por sus menores costes laborales y fiscales, lo que supone una situación abusiva de competencia desleal en perjuicio de las empresas transportistas españolas.

 

Así, conforme a los datos oficiales publicados por el Ministerio de Fomento, FENADISMER ha puesto en evidencia que las flotas de transporte domiciliadas en los países del Este de Europa transportan más de un 25% del total de las mercancías exportadas o importadas en España, resultando llamativo que el origen o destino de dichas mercancías no son precisamente dichos países, lo que evidencia que se trata de empresas deslocalizadas en dichos países en los cuales no desarrollan actividad real alguna.

 

Pero no es sólo en el transporte internacional español donde cada vez tienen más presencia dichas flotas extranjeras, sino que su crecimiento es especialmente significativo en el transporte interior (cabotaje) en nuestro país, siendo especialmente significativa la presencia en el transporte español de las flotas de transporte domiciliadas en Rumanía, ocupando la 2ª posición en el ranking, habiendo multiplicado por más de 20 su actividad en España en los últimos 5 años, seguidas por las empresas de transporte búlgaras, que ocupan la 3ª posición en presencia en el mercado español.

 

Por ello, FENADISMER ha planteado al Ministro de Fomento la necesidad de que el control de las empresas deslocalizadas que pretendan operar en España se realice desde el primer día en que pretendan acceder a nuestro país. Por ello FENADISMER rechaza la posición defendida por otras organizaciones nacionales de establecer a nivel europeo un periodo de días en el que las empresas extranjeras podrían operar “fuera de control”, ya que ello supondría perpetuar en el mercado español del transporte por carretera la situación de dumping social y competencia desleal que ejercen las empresas deslocalizadas.

 

Sin embargo, FENADISMER es consciente de la necesidad de simplificar los requisitos administrativos exigidos para poder operar en los diferentes países de la Unión Europea, por lo que considera imprescindible unificar a nivel europeo el modelo de declaración de desplazamiento de los conductores que vayan a realizar transporte en otro país, frente a la dispersión actual existente en cada país miembro, y cuya comunicación previa deba realizarse en un punto único de registro dependiente de la Unión Europea y redactable en cualesquiera de los idiomas oficiales de la UE.

 

Por lo que se refiere al acceso a la actividad del transporte por carretera, FENADISMER ha exigido que el Ministerio de Fomento que defienda ante la Unión Europea el mantenimiento del requisito de flota mínima para acceder al sector, por las indudables ventajas que ha supuesto desde su implantación en 1999 hasta la actualidad para la competitividad del transporte español, lo que ha supuesto situar a la flota española como la segunda potencia en transporte internacional por carretera a nivel europeo. Asimismo FENADISMER ha defendido la necesidad de profesionalizar el sector del transporte ligero, dados los altos niveles de intrusismo empresarial e inseguridad vial que en la actualidad representa.

 

En relación al proyecto de modificación del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres, actualmente en trámite, FENADISMER ha planteado introducir mejoras para permitir que las empresas transportistas puedan desarrollar su actividad sin limitaciones y de forma flexible, sea cual sea su dimensión empresarial, manifestando una especial preocupación por las consecuencias desproporcionadas de la nueva regulación relativa a la pérdida del requisito de honorabilidad.

 

Por último, en relación a las iniciativas promovidas en los últimos meses por diferentes Comunidades Autónomas para prohibir la circulación de camiones en las carreteras nacionales y su desvío obligatorio a las autopistas de peaje, FENADISMER ha exigido que tales desvíos tenga carácter voluntario, y que se ponga en marcha a la mayor brevedad el Plan de incentivos para el desvío voluntario recogido en la Ley de Presupuestos para 2017, por sus indudables ventajas tanto para la descongestión de las vías nacionales como para la seguridad vial, como quedó acreditado con ocasión del Plan de incentivos aprobado en 2015.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn