Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
111

El nuevo Ministro de Fomento confirma que España se adherirá a la Alianza europea por la carretera para combatir el dumping social en el transporte.

 

  • En su intervención ayer en el Senado planteó la política del Ministerio de Fomento en materia de transporte por carretera.
  • Su objetivo será fomentar un sector español del transporte fuerte y competitivo, priorizando su lucha contra las empresas deslocalizadas.

 

Pese a no haber transcurrido ni dos semanas desde su toma de posesión, el nuevo Ministro de Fomento, José Luis Abalos, expuso en la sesión de control al Gobierno que tuvo lugar este martes 19 de Junio en el Senado las líneas generales de la política de su Departamento en relación al sector del transporte de mercancías por carretera.

 

Su comparecencia fue consecuencia de la Interpelación Parlamentaria planteada por la Senadora de ERC, Laura Castel, en la que expuso al Ministro de Fomento la situación actual en que se encuentra el sector del transporte en nuestro país.

 

Así, la Senadora tras exponer un detallado análisis de la configuración empresarial del transporte por carretera en España, con una predominancia absoluta de autónomos y pequeñas empresas, lo que ha permitido a nuestra flota copar importantes cuotas de mercado tanto a nivel nacional como internacional, sin embargo recalcó que en los últimos años está soportando una fuerte competencia desleal por parte de grandes empresarios de transporte español que, al amparo del mercado único de transporte, han deslocalizado sus empresas principalmente en países del Este de Europa, por sus menores costes fiscales y laborales, para posteriormente continuar operando en España, en una clara situación de competencia desleal hacia los transportistas españoles.

 

En este sentido, la Senadora puso de relieve el preocupante crecimiento de la presencia de las flotas domiciliadas en el Este de Europa en el transporte español tanto nacional como internacional, “controlando casi una tercera parte del transporte con origen o destino en España”. Por ello, apeló al Ministro sobre la necesidad de que se promovieran las modificaciones legislativas necesarias para el control de las empresas deslocalizadas “desde el primer día que acceden a nuestro país”, de modo análogo a como se ha regulado en la práctica totalidad de los países europeos occidentales, lo que exige modificar la regulación aprobada el pasado año por el Gobierno anterior, la cual no permite controlar a las empresas deslocalizadas, además de resultar incongruente y “un incumplimiento grave de la Proposición no de ley aprobada casi por unanimidad en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados de medidas para luchar contra el dumping social”.

 

Por ello, la Senadora solicitó asimismo al nuevo Ministro de Fomento que el Gobierno español cumpla la referida Proposición no de ley, adhiriéndose a la Alianza Europea por la Carretera promovida por 10 países occidentales de la Unión Europea, para adoptar una posición común en la tramitación del Paquete Legislativo de Movilidad promovido por la Comisión Europea.

 

Por último, la Senadora también interpeló al Ministro de Fomento sobre la nueva regulación de acceso a la actividad del transporte por carretera tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que declaraba ilegal el requisito de flota mínima, apostando porque la nueva regulación no suponga la “uberización” del transporte de mercancías, considerando asimismo necesario mantener el requisito de antigüedad máxima del vehículo de transporte para los que accedan por primera vez, ya que ello contribuirá al rejuvenecimiento de la flota y la mejora de la seguridad vial y medioambiental.

 

En respuesta a dicha interpelación, el Ministro de Fomento reconoció el “papel estratégico y fundamental” que representa el sector del transporte de mercancías por carretera en España, el cual transporta más del 90% de las mercancías en nuestro país, considerando además a nuestro sector “muy dinámico y competitivo”, vaticinando el futuro del sector “con optimismo”.

 

En este sentido, el Ministro señaló como retos principales de su Departamento los relativos a la regulación nacional sobre acceso al sector e introducción de la Administración electrónica, y a nivel europeo el Paquete Legislativo de Movilidad, y “en concreto las condiciones sociales”. Por ello, el Ministro se comprometió a “trabajar intensamente para defender los intereses de los transportistas españoles y trabajar intensamente en contra del dumping social”, que definió como la competencia desleal que llevan a cabo por empresas deslocalizadas en países europeos con menores costes “generando beneficios de forma ilícita”, por lo que confirmó que el Gobierno de España se adherirá a la Alianza Europea por la Carretera, ya que su Gobierno participa “del espíritu de la Alianza”.

 

En este sentido, el Ministro destacó el refuerzo que se va a llevar a cabo en el Plan de Inspección de Transporte, en coordinación con las inspecciones de Hacienda y Trabajo “especialmente a las empresas transportistas no residentes”.

 

Por lo que se refiere al acceso a la actividad, el Ministro resaltó que la actual regulación data del año 1977, y que la misma ha sido defendida por los sucesivos Gobiernos españoles para combatir la excesiva atomización, por lo que tras la sentencia del Tribunal de Justicia europeo será necesario modificar el proyecto del ROTT que se encuentra actualmente en tramitación, indicando que “el compromiso del Ministerio de Fomento es fomentar un sector fuerte y competitivo, por lo que se adoptarán las medidas que contribuyan a este fin”.


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: