Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
84

El sector del transporte por carretera ya contribuye con más de 21.000 millones anuales al mantenimiento de las carreteras españolas.

  • La posible implantación de un pago por el uso de las autovías perjudicaría gravemente las exportaciones españolas, lo que resultaría preocupante en la actual situación de inestabilidad económica.

  • La Unión Europea no obliga a los Estados miembros a establecer un peaje o tasa por el uso de las carreteras.

Ante la información publicada este martes en un medio de prensa de ámbito nacional, según la cual el Gobierno estaría estudiando la implantación de un “pago” por el uso de las autovías actualmente gratuitas, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER) organización de ámbito nacional que agrupa a 32.000 pequeñas y medianas empresas de transporte por carretera, desea públicamente manifestar su rechazo a dicha propuesta, ya que el sector contribuye suficientemente vía impuesto de hidrocarburos al mantenimiento de las carreteras y además porque de aprobarse, afectaría negativamente al mantenimiento de la recuperación de la economía española y, muy especialmente, a las exportaciones de productos españoles a los mercados europeos.

En este sentido FENADISMER quiere poner de relieve que el sector del transporte por carretera con la actual fiscalidad que soporta, más de 21.000 millones de euros anuales, ya contribuye suficientemente al mantenimiento de las infraestructuras españolas, por lo que ha venido rechazando reiteradamente el establecimiento de peajes o tasas por el uso de las autovías en España, ya que dicha propuesta no es la primera vez que se plantea, sino que anteriores Gobiernos ya habían amenazado con aprobar medidas recaudatorias similares a fin de atender las necesidades de financiación de las empresas constructoras para incrementar su actividad empresarial, como han venido históricamente demandando sin ningún pudor.

En todo caso, FENADISMER considera que tal medida repercutiría muy negativamente en las exportaciones españolas, teniendo en cuenta que el destino principal de las mercancías españolas son los países de la Unión Europea (dos tercios del total), las cuales son transportadas principalmente por carretera. A este respecto debe tenerse en cuenta que el establecimiento de una tasa por el uso de las autovías aumentaría los costes de explotación de la actividad del transporte lo que afectaría  al valor final de los productos españoles destinados a la exportación, dado su bajo valor intrínseco (principalmente productos agroalimentarios, bebidas, bienes de consumo y materias primas y productos industriales) por lo que perderían competitividad en los mercados europeos como consecuencia de la implantación de dicha medida. Asimismo, a juicio de FENADISMER, traería como consecuencia inmediata romper con la tendencia de crecimiento positivo continuado de las exportaciones españolas, que se ha mantenido a lo largo de estos últimos años, lo que puede ser especialmente preocupante en la actual situación de inestabilidad económica que atraviesan los mercados internacionales.

Por último, ante las informaciones confusas que se están manifestando al respecto, desde FENADISMER queremos aclarar que la Unión Europea no obliga a los Estados miembro a establecer un peaje o tasa por el uso de las carreteras; prueba de ello es que los países de nuestro entorno (Francia o Italia) no se exige ningún pago por la utilización de las carreteras de dichos países, a excepción de las autopistas privadas como ocurre en España.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn