Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
86
  • El Gobierno foral plantea ahora limitar la circulación de 6 a 22 horas en función de la matrícula par e impar en días alternos.
  • El resto de camiones deberán desviarse por la A-15 durante los 8 meses que duren las obras en el túnel de Belate de la N-121.

 

 

Como ya ha venido anunciando FENADISMER, en las últimas semanas nuestra Federación está asistiendo “atónita” y “sorprendida” con los sucesivos y contradictorios cambios de criterio por parte de los Gobiernos de Navarra y de la Diputación de Guipúzcoa en relación a la posible o no circulación de camiones en sus respectivos territorios, en concreto en la autovía A-15, que conecta ambas provincias, con ocasión de las mejoras que se van a desarrollar en los próximos meses en dicha vía en el tramo guipuzcoano así como en la N-121 en el tramo navarro, las cuales son utilizadas diariamente por miles de camiones que utilizan ambas vías autovía tanto para tráficos nacionales como internacionales.

 

Así, la Diputación Foral de Guipúzcoa ha reconsiderado su posición inicial de prohibir la circulación de los camiones en la autovía A-15 con ocasión de las obras de adecuación y mejora que se van a llevar a partir de mayo en los túneles de San Lorenzo, por lo que durante los 5 meses que duren las obras podrán seguir circulando los 3000 camiones que diariamente utilizan dicha vía, aunque sometido a diferentes limitaciones en cuanto a la velocidad y otras.

 

Por su parte, el Gobierno de Navarra que había anunciado inicialmente que no restringiría la circulación de camiones en la nacional N-121, que conecta Navarra con la frontera francesa y que es utilizada diariamente por aproximadamente 2.600 camiones, durante la ejecución de las obras del túneles de Belate y Almandoz , que tienen prevista una duración de 8 meses a partir del próximo mes de mayo, sin embargo la presión llevada a cabo por los Ayuntamientos de la zona parece haber hecho cambiar su decisión inicial. Así la última propuesta presentada ayer a los diferentes sectores y colectivos afectados es la de limitar la circulación tanto de vehículos ligeros como pesados entre las 6 y las 22 horas, de tal modo que sólo se permitirá el tránsito en días alternos en función de la matrícula par o impar, lo que obligará a los vehículos que no puedan acceder a desviarse obligatoriamente por la Autovía A-15, lo supone un incremento importante en la distancia a recorrer, en torno a 40 kilómetros adicionales.

 

Las asociaciones de transportistas navarros Anet y Tradisna, federada en FENADISMER, han manifestado su absoluto rechazo a dicha medida, que basan en los siguientes motivos:

 

1º/ Pudiera resultar ciertamente caótica la intervención de los agentes policiales de tráfico que pretendieran impedir la circulación de turismos y camiones, explicando (además, en varios idiomas) a los conductores la existencia de tal prohibición/restricción circulatoria y señalizando lugares de estacionamiento temporal.

 

2º/ No sólo resulta una situación caótica para la comprobación en carretera, sino que, para la gestión de las flotas de las empresas de transporte, resulta difícilmente aplicable, por lo que podrían darse muchos incumplimientos involuntarios.

 

3º/ Una vez más, parece oportuno recordar que los camiones son conducidos por personas; que éstas no hacen uso de la red viaria por razones turísticas o de ocio; que prestan un servicio público a la sociedad; que lo hacen sujetos a una muy restrictiva normativa que regula sus tiempos de conducción y descanso; que, en el desarrollo de su actividad profesional, están expuestos a sanciones o penalizaciones económicas por incumplimientos de horas de carga y descarga en sus contratos y que, además de todo ello, tienen familia y derecho a su merecido descanso.

 

Se podría dar el caso de que conductores, vecinos de la zona, no pudieran acceder a sus lugares de residencia y ver a sus familias, al estar en tránsito y por lo tanto estar afectados por las restricciones.

 

4º/ La ralentización de la velocidad ocasionada por las caravanas de vehículos (turismos y camiones) en el puerto sería beneficiosa para incrementar la seguridad del tráfico. Todos sabemos que el exceso de velocidad es la principal causa de los accidentes.

 

5º/ Se estudiará si estas medidas restrictivas son adecuadas a derecho, que entendemos son discriminatorias.

 

Por ello, FENADISMER planteará al Gobierno foral su rechazo al establecimiento de restricciones a la circulación de camiones en la referida vía, apostando por recomendar el desvío voluntario a elección del transportista en función de sus necesidades, en atención al carácter esencial y de servicio público que el transporte por carretera representa para el resto de las actividades económicas y de la sociedad en general.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn