Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
64
  • La línea de ayudas para este año 2020 estará dotada con 6 millones de euros para la renovación tanto de furgonetas, como camiones hasta 12 toneladas y autobuses, previendo renovarse más de un millar de vehículos de transporte.
  • Fenadismer ha propuesto que las ayudas incluyan no solo la adquisición de vehículos nuevos sino también la trasformación de los actuales a tecnologías menos contaminantes, lo que permitiría incrementar el número de beneficiarios.

Como se recordará, tras la entrada en vigor el pasado 1 de Enero de la nueva regulación de acceso a Madrid Central, todos los vehículos de reparto y distribución de mercancías de menor tonelaje sin distintivo ambiental (categoría A) tienen prohibido acceder al centro de Madrid, lo que ha afectado a más del 20% de la flota actual de reparto en Madrid, unas 7.500 furgonetas y camiones ligeros.

Para paliar dicha situación, dentro de las medidas que contempla la estrategia del actual equipo de gobierno municipal para cumplir con los objetivos de calidad del aire, denominado Madrid 360, está previsto lanzar  próximamente una línea de ayudas dedicadas a la renovación de la actual flota de transporte tanto de mercancías como de viajeros, que se incluye en su Plan estratégico de subvenciones, y que se extenderá a lo largo de los próximos 4 años.

En este sentido, este martes 18 de Febrero se ha mantenido una reunión con representantes de las Direcciones Generales de Sostenibilidad y Control Ambiental y de Planificación e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid para conocer el contenido y alcance de dichas ayudas, para las que se prevé una partida para este año 2020 de 4 millones de euros para la renovación de furgonetas y camiones de hasta 12 toneladas, y de 2 millones de euros para autobuses, lo que permitirá sustituir más de un millar de vehículos de transporte, previendo la sustitución de más de un millar de vehículos de transporte sólo en este año, aunque la intención del Ayuntamiento es mantener dichas ayudas durante al menos los próximos 4 años.

A este respecto, FENADISMER ha recordado a los responsables municipales que la tecnología de propulsión eléctrica no es una solución real y factible en el sector del transporte, ya que en el caso del transporte pesado no existe oferta de vehículos eléctricos por parte de los fabricantes, y en el caso de los vehículos ligeros el coste de adquisición de la versión eléctrica frente a la versión en diésel llega a triplicar el precio, lo que hace imposible su amortización durante su vida útil, por lo que ha propuesto la necesidad de que se subvencione la incorporación de otras tecnologías de propulsión alternativa menos contaminantes, y que se destine tanto a la adquisición de vehículos nuevos como la trasformación de los ya existentes, a fin de posibilitar que se puedan acoger un mayor número de transportistas beneficiarios de dichas ayudas.

Los responsables del Ayuntamiento de Madrid asistentes a la reunión han mostrado una gran receptividad a las propuestas planteadas por los representantes de los transportistas, solicitando que las mismas sean concretadas por escrito para su estudio y posible inclusión en la convocatoria de ayudas que se aprobará en próximas fechas.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Temáticas: