Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Views:
37
  • Durante los 40 meses que han durado las obras entre Vigo y Pontevedra, en las que las restricciones y paralizaciones fueron continuas, la concesionaria de la autopista Audasa mantuvo el importe del peaje e incluso lo incrementó.

 

  • El objetivo de la Plataforma, por tan sólo 80 euros de coste, es reclamar los perjuicios ocasionados a autónomos y empresas, que sólo en concepto de peaje indebidamente cobrado puede suponer los 2700 euros para un transportista que hubiera realizado un único viaje de ida y vuelta a la semana.

Este jueves 2 de mayo se presentó en el Círculo de Empresarios de Galicia, sito en la ciudad de Vigo, la Plataforma Empresarial de Afectados por la Autopista AP-9, promovida por la Federación Gallega de Transportistas, que agrupa a las asociaciones territoriales de FENADISMER en Galicia Apetamcor y Ascentra, las cuales representan a más de 1.500 autónomos y pequeñas y medianas empresas transportistas gallegas.

La Plataforma nace con el objetivo de reclamar los gravísimos daños ocasionados a empresas, autónomos y usuarios profesionales de la autopista AP-9, víctimas de los abusos de su empresa concesionaria AUDASA, como consecuencia de los innumerables perjuicios resultantes de los restricciones y paralizaciones sufridas durante los 40 meses que duraron las obras de ampliación en el tramo de Vigo a Pontevedra (puente de Rande), en concreto en el período de Febrero de 2015 a Junio de 2018.

Durante el acto de presentación de la Plataforma, en el que comparecieron el coordinador general de la Federación Gallega de Transportistas, Alberto Vila, acompañado de los miembros de dicha Federación Antonio Señarís y Camilo González, además del representante del Foro de Loxística e Transporte, Juan Martínez y del Director del Despacho Jurídico encargado de tramitar la reclamación, Xoán Antonio Pérez-Lema, se expusieron los problemas ocasionados durante dichas obras, en las que la concesionaria no prestó el servicio en las condiciones necesarias de fluidez y seguridad, con continuos atascos no sólo en horas punta, pese a lo cual siguió cobrando los peajes e incluso aplicó una subida en plenas obras, en concreto en Enero de 2018.

El objetivo de la reclamación que va a plantear la Plataforma es conseguir el reembolso a los conductores de los peajes pagados en este tramo de la AP-9 en dicho tramo durante estos 40 meses, más otros posibles perjuicios ocasionados, lo que puede suponer para un transportista que haya realizado un único viaje de ida y vuelta a la semana durante dicho período de obras un importe a reclamar en torno a los 2700 euros, más los intereses legales que corresponda.

La Plataforma está abierta a todo tipo de organizaciones empresariales, colegios profesionales u otras entidades, empresas o profesionales que quieran adherirse a la reclamación colectiva, para lo cual se ha establecido un coste por la reclamación de tan solo 80 euros.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn